4.5.09

EL CONSERVADURISMO DE LAS DIRIGENCIAS OBRERAS

CRITICA POLITICA
Boletín de la Escuela Ideológica de Filosofía, Historia y Economía Política
Número : 178
Fecha : 2009-05-03

EL CONSERVADURISMO DE LAS DIRIGENCIAS OBRERAS

La celebración de los primeros de mayo se ha convertido en una especie de ceremonia mediante la cual las centrales obreras agitan la misma temática. No se ha podido superar el discurso antiimperialista y anticapitalista a pesar de haber cambiado la situación en todo el mundo
Por Ulises Casas Jerez [casasulises@hotmail.com]

La situación de la clase obrera ha venido cambiando no en el sentido de mejorar sus condiciones materiales y culturales de vida sino en el de haber perdido credibilidad sus dirigencias y, en consecuencia, bajado su grado de organización y su capacidad de negociación ante las grandes empresas capitalistas multinacionales en una era de internacionalización y mayor concentración del capital.

Por otra parte, el fenómeno de los fondos de pensiones y cesantías es de tal magnitud que los pensionados y trabajadores, como masa, se han convertido en poseedores de sumas de dinero superiores a las que varios grupos y corporaciones del gran capital poseen. En el caso de Colombia, como ya lo hemos anotado, esos fondos rodean ya casi los 60 billones de pesos cuando los cuatro grupos de mayor poder económico apenas llegan a los 45 billones.

De la misma manera sucede a nivel mundial a tal punto que existen entes financieros que están captando a escala internacional esos fondos en la perspectiva de aprovecharlos para obtener inmensas ganancias, como lo vienen haciendo a nivel nacional los existentes.

Seguir sosteniendo el discurso tradicional por parte de la dirigencia obrera se convierte en una posición completamente conservadora y facilista. En efecto, habiendo llegado a grados de obtención de grandes sumas de dinero por parte de los trabajadores activos y pensionados, se presenta la posibilidad de emplearlos en constituir empresas y asociaciones productivas que generen ingresos de tal naturaleza que produzcan una estructura material en condiciones de competir con el capitalismo tradicional en su propio terreno. En esa forma se pasaría de una estructura capitalista de propiedad privada individual del capitalismo actual a una estructura colectiva que trascendiera históricamente el actual período capitalista de la Historia. Al construir empresas colectivas, con el dinero de esos fondos de los trabajadores y pensionados, no solamente podrían participar en su actividad los mismos pensionados sino que se podrían vincular a las grandes masas de desempleados y, a la vez, podrían llegar a gran parte de la población de baja capacidad de compra con precios razonables y con ello el mercado sustraería clientes a las empresas capitalistas: se jugaría, con ventaja, en el mismo campo del capitalismo. Al contrario, los fondos de trabajadores y pensionados son llevados a entes financieros especulativos del gran capital en desmedro de esos mismos fondos que corren el riesgo de inversiones inciertas; ya en algunas ocasiones han perdido grandes sumas en el mercado de capitales.

La experiencia política que estamos presenciando en algunos países de América Latina de gobiernos en cabeza de líderes surgidos de la clase obrera e indígena podrá trascender el ciclo capitalista si pone en manos de las masas obreras, campesinas, indígenas, populares, la riqueza de la nación. Si se sigue con la política estatista que ya fracasó en el caso de la experiencia de los comunistas del siglo pasado, el resultado será similar. La estatización de la economía genera una burocracia voraz y corrupta que devora la riqueza de los pueblos dejándolos en una pobreza mayor a la que tienen dentro del capitalismo como ya ha quedado demostrado. Líderes obreros como el presidente del Brasil son realistas cuando llevan a cabo una política moderada de cambios pero no podrán sacar a sus pueblos del ciclo capitalista vigente actualmente.

El acumulado económico alcanzado por la Humanidad no es patrimonio de clase alguna en particular; es el producto del desarrollo de las fuerzas productivas entre las cuales se encuentra la fuerza de trabajo de toda la población y de todo el mundo. Un ejemplo es el aporte que las colonias, los pueblos conquistados por las grandes potencias, hicieron al desarrollo de éstas y gracias a lo cual elevaron su riqueza material. La Europa del siglo XVII y el siguiente, desarrolló sus fuerzas productivas y su estructura económica, en gran parte, con el oro y demás riquezas que extrajo de las colonias de América Latina, Asia y Africa. La riqueza que la Humanidad posee actualmente le pertenece a ella en su totalidad.

Cuando nosotros decidimos construir una estructura alternativa al capitalismo mediante entes colectivos productivos, obedecemos al conocimiento que poseemos sobre las leyes de la Historia y la Sociedad. En consecuencia, sabemos que el futuro será una sociedad en la cual la Humanidad recuperará la propiedad que su accionar histórico produjo, propiedad que ha de ser colectiva, no individual.
Fuente: http://www.escuelaideologica.org/php/

2 comentarios:

Janoengels dijo...

me parecio interesante publicar esta opinion, sin embargo no me imagino que se pueda colectivizar la propiedad desde el capitalismo, existindo las acciones (de empresa) y la herencia.....

¿qué dices...?

anarko dijo...

la colectivizacion seria posible siempre en regiones o federaciones con la posibilidad de controlar de cerca y los controles a nivel nacional se vasen en cuentas abiertas al pueblo que controlen y revisen , si no la avaricia de cualquier rango romperia la cadena